La tarta de queso más fácil del mundo

Guillermo de Ockham fue un filósofo muy conocido allá por el siglo XIV. Considerado el eslabón entre la escolástica medieval y el pensamiento moderno, si por algo es principalmente recordado es por su navaja. Sí, la Navaja de Ockham. ¿Que no la recuerdas? Bueno pues se trata de un principio científico según el cual la explicación más simple y que requiere de menos supuestos debe ser preferida a la explicación más compleja e hipotética. En definitiva, que lo simple casi siempre es la vía más acertada. Y yo no puedo estar más de acuerdo. Adaptándolo a la vida, me encanta la simplicidad de ideas en su más alto grado de contundencia.

tarta

Este estilo de razonamiento se ha encargado también de regir parte del mundo informático, pues ante la creciente complejidad de sus equipos y sistemas, se ha desarrollado un principio llamado KISS ‘Keep it Simple, Smart’ , esto es, ‘Simplifica y funcionará‘, sobre todo en relación a las páginas y portales de internet.

En el mundo de las recetas esta máxima también es aplicable así que ¿por qué añadir más cuando con menos está bien rico? Las recetas sencillas me pirran y buscando en internet cómo hacer una tarta de queso fría, sin necesidad de horno di con esta receta.

INGREDIENTES
Para 8 personas. Dificultad fácil. Preparación 20m más 1 h de enfriamiento.
• 125 gr de galletas,
• 40 gr de mantequilla
• 250 gr de queso philadelphia
• 400 gr de leche condensada
• 120ml zumo de limón natural (aprox. 3 limones)
• 200gr de frutas del bosque variadas (fresas, frambuesas, arándanos, etc…)

PREPARACIÓN
• Machaca las galletas y mézclalas con la mantequilla previamente derretida. Vierte la masa sobre un molde desmontable.
• Bate el queso philadelphia con la leche condensada. Después mézclalo con el zumo de limón. Viértelo sobre la masa ya preparada y enfríalo durante una hora hasta que se asiente.
• Sácalo de la nevera y decóralo con frutas del bosque.

El resultado, que es lo que importa, fue delicioso. Una tarta rica y fresquita que deleitó en cuestión de pocos minutos a los comensales. Os animo a probarla. Ya veréis que fácil es prepararla y qué éxito tendrá para vuestra familia o invitados.

Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *